LA FIGURA DE JOSE MARDONES

JOSE MADONES breve biografía.

La música nace del corazón
reside en el alma y da paz al espíritu.
La oímos por primera vez en la nana, que con amor y cálida voz la entona
nuestra “amama”, y también con música nos despiden en el postrero
adiós, en esa partida definitiva hacia la eternidad.
Quizás fue una premonición, quien lo sabe, pero la realidad es que en un
bello rincón alavés, arrullado por la música cantarina del cercano Ebro, en
Fontecha siglo XIX día 14 de agosto de 1868, de madrugada, abrió los ojos
y su corazón al mundo “José”, José García de Mardones.
Recio como la piedra de las casas torre de su localidad natal, fue creciendo
y estudiando nuestro infante. Puliendo, no sin esfuerzo, su talento natural
hizo de su vida un maravilloso canto, que con su privilegiada voz de bajo
paseó por auditorios y teatros del mundo entero. Lisboa, Buenos Aires,
Roma o Nueva York fueron testigos de su bella voz. Aun así, convertido en
artista y viajero infatigable, su corazón nunca dejó de buscar la paz y el
sosiego de su querida tierra. Fama logró y mil reconocimientos, por ello
fue nombrado hijo adoptivo de Vitoria-Gasteiz y personaje de Álava.

Toscanini, Chapí, Peroso, Caruso, Rothier….. fueron compañeros, Aida,
Fausto, Fidelio, Figaro o Rigoleto sus obras afamadas, esas que recibieron
aplausos calurosos. Pero, de madrugada vino y de madrugada se fue. Un 4
de mayo de 1932 su voz, esa que maravillo al público en escenarios de
medio mundo, se apagó definitivamente.
Sirva este humilde canto de alegría para perpetuar su memoria, con
agradecimiento y orgullo como alaveses, a nuestro amigo, artista y
entrañable paisano José Mardones.
La música nace del corazón
reside en el alma y da paz al espíritu.

A %d blogueros les gusta esto: